¿Qué es el neuromarketing? 12 claves y ejemplos para tu empresa

De un tiempo a esta parte estamos empezando a escuchar un concepto que cada vez cobra más importancia en la mente de aquellos empresarios que pujan con fuerza por estrategias de marketing para su empresa: el neuromarketing o neuromercadotecnia. Para muchos desconocido, lo cierto es que son cada vez más lo que apuestan por un conocimiento a fondo de las bases que mueven a los clientes a decantarse por un producto u otro.

Si eres de los que SABEN que el neuromarketing es el pilar de tu éxito en publicidad, adelante.

¿Qué es el neuromarketing?

Empecemos la casa por los cimientos. Primero, algunos datos.

Numerosos estudios afirman que más de 85% de nuestras decisiones son tomadas de forma inconsciente. Has leído bien. Tan sólo un 15% se toman de forma consciente, lo que supone que la grandísima mayoría de nuestras decisiones de compra no pueden estudiarse en ningún libro sobre hábitos de consumo.

¿Qué? ¿Cómo? Entonces… ¿por qué los analistas publicitarios y expertos en marketing se toman tantas molestias en conocer los gustos de nuestros consumidores?

Y ahora pregunto… ¿por qué meter los pies en la piscina si podemos bucear hasta el fondo?

Neuromarketing o neuromercadotecnia es definido como el empleo de tecnología y técnicas pertenecientes a la neurociencia con el fin de medir la actividad cerebral de nuestros clientes en niveles de emoción, atención y memoria según estímulos percibidos de forma consciente e inconsciente.

De esta forma, podemos obtener información sobre la reacción de los consumidores con el fin de desarrollar mejores productos y servicios y comunicarlos de forma efectiva.

La clave del neuromarketing está en generar relaciones afectivas basadas en deseos, necesidades y aspiraciones internas de los consumidores.

Ejemplos y técnicas del neuromarketing

Para que lo entiendas mejor, he hecho una lista de claves que te ayudarán a saber qué es eso que hace que un anuncio tenga éxito mientras que otro que parece igual… no lo tenga.

1. ¿Hacia dónde miran nuestros usuarios?

Existen herramientas que permiten hacer mapas de calor con los puntos exactos de la web donde miran nuestros clientes. Un ejemplo claro es el que expongo a continuación. En el primer caso, el punto referente es la cara del niño, mientras que si le ponemos mirando hacia el texto, nuestra vista también se dirigirá a dicho texto.

mapas de calor neuromarketing

2. Lo fácil gusta

Un producto sencillo es más valorado por el usuario. La usabilidad es la clave de todo prototipo. Hola IKEA.

3. Deja que la imaginación haga el resto

¿Sabías que el cerebro tiende a completar imágenes? Esto, ligado al marketing, se entiende como “no vendas productos, vende emociones”. ¿Te gusta la Mahou o te gusta el momento que pasas con amigos mientras te la tomas?

4. El ego

El diseño ligado al estatus vende. ¿No te gusta la idea de sentirte como un famoso en un videoclip de David Guetta mientras paseas por la calle con tus auriculares Beats by Dre? ¿Y escupiendo éxito por los poros mientras conduces un descapotable Mercedes Clase-E Cabrio?

5. Iguales pero diferentes

¿Sabes que los hombres y las mujeres ven el mundo de forma completamente diferente? No estoy hablando de ideología. Resulta que las mujeres tienen visión panorámica mientras que los hombres visión túnel, por lo que la publicidad tiene esto muy en cuenta a la hora de ofrecer sus productos.

6. Pensamos en base a nuestra experiencia

Volvemos al punto 3 para subrayar la importancia de nuestros subconsciente. Tendemos a completar imágenes que vemos con experiencias vividas, de ahí la importancia de crear experiencias paras nuestros clientes. ¿Vendes zapatillas de correr o un medio para superarte mientras haces deporte? No corras, vuela.

Te expongo un ejemplo. Te sorprenderá saber que en un estudio realizado hace años, se pidió a un grupo de personas que probasen dos tipos de bebidas a ciegas. Estas eran Coca-Cola y Pepsi. Cuando se preguntó a los presentes cuál de las dos preferían, la mayoría escogió Pepsi. Después se repitió el experimento pero esta vez enseñando la marca de cada bebida, y esta vez la mayoría escogió Coca-Cola. Nada sorprendente si nos paramos a pensar en la inversión en publicidad que realiza Coca-Cola para ser la bebida “ de los niños y los mayores” y excusa perfecta para vivir experiencias con amigos.

7. Lo nuevo gusta

Cuando le das a tu cerebro algo nuevo, esto le sorprende. Un claro ejemplo es el trabajado packaging de algunas empresas. Nos encantan las nuevas botellas de Font Vella y hay quienes incluso las coleccionan.

botella fontvella personajes

8. La felicidad… vende

¿Sabías que cuando estamos alegres el cerebro de relaja y estamos más abiertos a comprar?

9. Sentimiento de pertenencia

Un gran ejemplo son los equipos de fútbol. Venden pasión, pero sobre todo sentimiento de pertenencia hacia un grupo con tus intereses, con los que poder llorar y gritar de alegría al unisono. Estar en grupo nos hace fuertes. Otro gran ejemplo se da con los adolescentes. “Mamá, si no tengo este móvil seré la única en el grupo sin un iPhone. DRAMA”.

10. El poder del olfato

Ese olor a palomitas nada más entrar en el hall del cine… no es por casualidad. Otro ejemplo lo tenes en las perfumerías o las pastelerías.

11. Los colores

¿Sabías que los colores transmiten emociones? Seguro que sí. Rojo pasión. Azul higiene… Pues bien, Lays también lo sabe, y no ha dudado en utilizarlo. Resulta que sus patatas fritas no estaban muy bien vistas por ese gran sector de mujeres que prefieren cuidarse y no picar entre horas. Tras varios estudios de neuromarketing, llegaron a la conclusión de que las mujeres preferían productos saludables. ¿Qué hicieron? Cambiar el envoltorio amarillo para crear una bolsa beige mate con imágenes de ingredientes naturales que componen los snacks. Puedes creértelo o no, pero exitazo.

lays neuromarketing

12. El marketing auditivo

La música de los establecimientos tiene una clara influencia las forma en la que compramos. Las discotecas en las que se convierten tiendas del grupo Inditex gracias a su música están pensadas para que te veas vestida con esa ropa juvenil, mientras que una música relajada en cualquier consulta médica buscará encontrar en nosotros un sentimiento de relax.

¿Entiendes ahora un poco mejor el concepto de neuromarketing? ¿Qué piensas? ¿Crees que es importante profundizar tanto en los clientes para tener éxito en ventas? ¿Sabes más ejemplos? ¡Te espero en los comentarios!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s